8 casos emblemáticos de posesión demoníaca



Los casos reales de exorcismos fueron fuente de inspiración en Hollywood, como son el caso de:


Annaliese Michel, quien inspiro El exorcismo de Emily Rose, una película basada en uno de los más controversiales y famosos casos de exorcismo. Annaliese Michel, de 16 años y con antecedentes de epilepsia y problemas mentales fue a parar a un centro psiquiátrico. En 1973, la joven comenzó a desarrollar tendencias suicidas, escuchar voces, despreciaba objetos religiosos y bebía su propia orina. Los padres de Annaliese decían que su hija estaba poseída, pero la iglesia no permitió un exorcismo. Aún así, en secreto, dos sacerdotes le hicieron diversos exorcismos sobre su cuerpo. Su tratamiento de epilepsia y trastorno mental dejó de ser tratado. Pero Annaliese falleció en 1974, con sólo 23 años, víctima del agotamiento.


Clara Germana Cele, también una adolescente de 16 años, cristiana y de la misión San Miguel en Sudáfrica en un extraño ritual hizo un pacto con Satanás en 1906. A partir de ese momento hablaba y entendía lenguas que para ella eran desconocidas, rechazaba los objetos religiosos y además tenía conocimiento de los pensamientos e historias de la gente que se encontraba a su alrededor. Clara fue sometida un exorcismo durante el cual intentó estrangular a uno de los sacerdotes que intentaban ayudarla. Más de 160 personas fueron testigos de cómo el cuerpo de Clara levitaba sobre el suelo. Dos días después del comienzo del exorcismo, los espíritus fueron expulsados del cuerpo de Clara.


La icónica película El Exorcista, es un clásico del cine basado en la historia de Roland Doe un niño que quiso contactar con su tía fallecida a finales de 1940 a través del popular juego de la Ouija. Según revelaron algunos testigos, él decía que escuchaba voces que otros no eran capaces de oír y objetos como la biblia y cruces levitaban a su alrededor. El pánico se apoderó de todos cuando algunos mensajes aparecían sobre la piel del menor escritas por unas garras invisibles, que además de las escrituras le dejaban heridas profundas. El exorcismo se produjo bajo la aprobación de la iglesia, y el sacerdote tuvo que aplicar unas 30 sesiones que terminaron de forma agónica, pero satisfactoria. El filme protagonizado por Linda Blair (Regan MacNeil, la niña poseída) en 1973 es considerado uno de los mejores en su género y fue merecedor de dos premios Oscar.


David Berkowitz también conocido como El Hijo de Sam o The 44 Killer fue un asesino en serie. Se caracterizaba por dejar notas provocativas en el escenario del crimen. Llegó a matar a seis personas y a herir a otras siete. Ese verano de 1976 se le conoció como “El Verano de Sam”. Cuando Berkowitz fue identificado y enjuiciado, confesó los crímenes alegando que fue por culpa de un demonio que lo había poseído. Fue condenado a seis cadenas perpetuas, aunque su condena fue modificada en 1990 al haber pruebas que enlazaban a “Sam” con una secta satánica.


Arne Cheyenne Johnson se hizo famoso por ser el primer enjuiciado como “demonio asesino”. Sus representantes legales intentaron demostrar que el acusado no era culpable de los crímenes cometidos, pues estaba poseído. Johnson acabó con la vida de su casero en Conneticut, en 1981. Durante el juicio los famosos parapsicólogos Ed y Lorraine Warren determinaron la posesión demoníaca como veraz.


Julia era el seudónimo de una paciente del psiquiatra Richard E. Gallagher en 2008. Gallagher como profesor universitario documentó que el caso de Julia era «único», pues con frecuencia los especialistas respaldan que las posesiones son fraudes o severos trastornos mentales. Gallagher describió que “Julia” levitaba sobre la mesa, hablaba lenguas desconocidas y tenía el don de la clarividencia. Aún no se sabe que ocurrió con “Julia”.


Anna Ecklund era una chica de apenas 14 años que empezó a mostrar señales de estar poseída por un demonio. No sólo mostraba rechazo a objetos religiosos, sino también practicaba obscenidades sexuales y hablaba lenguas extrañas. Aunque en 1912 le practicaron un exorcismo, los demonios se alojaron otra vez en el cuerpo de la adolescente. Para entonces, la decisión fue otra, la trasladaron a un convento apartado donde le hicieron más exorcismos que casi acaban con su vida, pero el resultado fue alentador. Luego trascendió que el padre y la tía de la jovencita practicaban brujería, por lo que se cree eran quienes provocaban el mal.


El caso de Marta es uno de los más famosos y controversiales, por pertenecer a una secta demoníaca y haber sido víctima de una serie de maldiciones por parte de una compañera de esa misma agrupación que canalizaba su ira en la chica. El caso de Marta ocurrió entre 2002 y 2008 y fue dirigido por Fortea, considerado una autoridad mundial y una gran personalidad en España. Tras años de lucha, Fortea consiguió liberar a Marta de su mal.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo