Los exorcistas más famosos de todos los tiempos



Existen dos sacerdotes católicos que son ampliamente conocidos por ser expertos en esta materia, en el que incluso han escrito textos referentes al tema y son llamados a dictar conferencias sobre los mismo.


Por un lado, esta Gabriele Amorth, quien murió hace poco en el año 2016. Fue un sacerdote italiano que ejerció como exorcista en la diócesis de Roma y se hizo popular por sus libros, conferencias e intervenciones radiofónicas y televisivas sobre la materia. Quien afirmo que en marzo de 2010, había realizado cerca de 70.000 exorcismos, que iban que iban desde unos minutos a varias horas de duración.


Así mismo, según El padre Amorth el interés y práctica de diversas corrientes ocultistas de los líderes nazis, pudieron haber hecho que estos fueran poseídos. Y afirma que existe la posibilidad de que Adolf Hitler y Josef Stalin fueran influenciados por algún demonio para afectar a millones de personas por el mal.


Por otro lado, está el padre José Antonio Fortea, aún vivo, es un sacerdote y teólogo español especializado en demonología y temas referentes a ángeles, demonios, posesión diabólica y exorcismo. El padre Fortea ha viajado por el mundo participando de cumbres, seminarios y eventos sobre este tema, llegando a venir incluso a Venezuela.


Este se ha dedicado ha exponer los conocimientos sobre el exorcismo, destacando su obra la “Summa dæmoniaca”, un tratado de demonología y un manual de exorcistas, que analiza el mundo de los demonios, el estado de condenación, la relación de los espíritus caídos entre ellos mismos, con los ángeles, con los humanos y con Dios.


También se centra en todo lo relativo a los fenómenos demoníacos: cómo discernir si alguien está poseído, cómo realizar el exorcismo, los fenómenos poltergeist en las casas, así como otros fenómenos más extraños e inusuales. La obra acaba con un análisis del mal en sí mismo considerado.


Un género en el que el sacerdote José Antonio Fortea ha sido más prolífico ha sido el de la novela, escribiendo una serie de ellas acerca del Apocalipsis. Su Decalogía o Saga del Apocalipsis es un ciclo de diez novelas sobre el fin del mundo, explicado una y otra vez desde distintos puntos de vista.


También esta el Padre Cipriano de Meo quien es exorcista desde el año 1952. Este fraile capuchino se dedicado a explicar algunas pistas que permiten reconocer a una persona poseída por el demonio y un método para distinguir una enfermedad de una posesión demoniaca, afirmando que “los casos de posesión afortunadamente no son muchos o tan numerosos. Sin embargo, existen en una cantidad que con frecuencia es desconocida”.


Actualidad


La expulsión de espíritus malignos, fantasmas, demonios u otras identidades no físicas y los ritos de exorcismo existen en todo el mundo y su uso es común en aquellas sociedades donde se cree que los espíritus interfieren frecuentemente en los asuntos terrenales ocasionando enfermedad, mala suerte o desastres. Los exorcismos son realizados por individuos apropiadamente entrenados, generalmente un dignatario religioso o un adepto del ocultismo o la magia.


Sin embargo, puede decirse que este tema esta en auge en pleno siglo XXI. Películas y libros, así como cualquier otro tipo de documentación que hable sobre este tema, ha tenido bastante auge en los últimos años, sea de casos reales o pura ficción, pero es un inmerso en la sociedad de alguna manera.


Tanto, que el propio Vaticano, desarrollo en el año 2005 el primer seminario de exorcismo, en el participaron aproximadamente 250 sacerdotes, procedentes de más de 50 países. A partir de entonces, el curso de «Exorcismo y Oración de Liberación», ha duplicado la cifra anual de asistentes, aparentemente por el crecimiento de la demanda mundial de este tipo de práctica.


¿Está mal apoderándose del mundo? Pues según un estudio, solo en Italia, se estima que medio millón de personas buscan sesiones de exorcismo cada año. ¿La profesión del siglo? Parece que sí, y es que en algunas diócesis del mundo han desarrollado sus propios cursos para abarcar la demanda por conocer este tema.


Pero a la vez que se aumenta el auge de esto, parece que incrementa la tendencia por conocer temas esotéricos. Por ejemplo, el tarot es otro de los temas que ha tenido mucha tendencia en los últimos años. Quizás una explicación sensata para esto es que la sociedad solo se está volviendo más incrédula.


Por otro lado, en 1999, la Iglesia católica realizó la primera gran actualización de las reglas sobre el exorcismo desde su constitución en 1614. El cual se incluye en el curso que ofrece el Vaticano, donde también se evalúan elementos de teología, psicología y antropología. Donde también se abarcan asuntos como la brujería en África, cómo diferenciar entre posesión demoníaca y enfermedad mental, así como una guía paso a paso para expulsar demonios.


También se enseñan a los sacerdotes a emplear las nuevas tecnologías como, por ejemplo, cuando no se puede acudir en persona a realizar el exorcismo, llaman por celular al padre para que lea las oraciones correspondientes en latín para ayudar a expulsar los demonios.

Aparte de los sacerdotes, al seminario anual también pueden acudir laicos de ambos sexos, quienes reciben un certificado y pueden convertirse en «exorcistas auxiliares». Esto les permite estar presentes en el rito, rezar y dar apoyo moral a quien ejecuta esta práctica. Sin embargo, eso no les autoriza a expulsar a los demonios, pues eso está reservado a los clérigos.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo