Seis de los lugares más peligrosos del planeta


Un lago que puede convertirte en piedra, un valle con géiseres hirvientes y nubes de azufre, una isla repleta de serpientes letales o un jardín con más de 100 plantas venenosas capaces de matarte con solo olerlas… ¿Cuál de estos sitios te parece más aterrador? Conoce en este nuevo episodio de Cosas Muy Importantes, seis destinos solo para valientes -o dementes-, estos son algunos de los lugares más peligrosos del mundo.

La depresión Danakil La Depresión Danakil, en Etiopía, es uno de los sitios más inhóspitos del planeta. Situada en el norte de la región etíope de Afar, cerca de la frontera con Eritrea. Está a unos 125 m por debajo del nivel del mar y limita al oeste con la meseta etíope y al este con los Alpes de Danakil, más allá de los cuales está el Mar Rojo.

Se caracteriza por un lago de lava permanente y una vasta extensión de rocas sulfúricas. Igual de interesantes son los cordiales afar, que sobreviven en las sofocantes planicies agrietadas.

Según ciertas medidas, la Depresión de Danakil en Etiopía está considerada como el lugar más caliente de la Tierra, con temperaturas que regularmente alcanzan los 45°C (113°F). También en el suelo, pues como es una depresión, el magma está más cerca de la superficie, lo que hace que el agua de la lluvia y la que se filtra del mar se caliente hasta estallar en géiseres de 90ºC de temperatura, al tiempo que se levantan amarillas nubes de azufre y el aire está impregnado de sales de cloruro.

La Isla Sentinel del Norte

Es una pequeña isla de unos 59,67 km² de superficie y unos 8 km de ancho, perteneciente al archipiélago de las islas Andamán, en el océano Índico, administrada oficialmente por el gobierno de India. Se encuentra a 59’6 km de su vecina, la Isla Sentinel del Sur.

En ella habita una de las tribus más salvajes y agresivas de la tierra: los Sentineleses. Son una tribu que vive aislada el mundo desde hace unos 60.000 años, y son increiblemente hostiles hacia los extraños.

En 2018 dieron muerte al joven misionero estadounidense John Allen Chau, mientras intentaba predicarles. No se sabe cuántos son, ni qué idioma hablan.

The Poison Garden

Ubicado en los terrenos del castillo de Alnwick en Northumberland, Inglaterra, es una de las atracciones más bellas del norte del país, donde centenas de coloridas plantas invitan a los visitantes a pasear a través de hileras de rosas fragantes, topiarios cuidados y fuentes en cascada. Pero dentro de los límites de Alnwick, tras unas puertas de hierro negro, hay un lugar donde a los visitantes se les dice explícitamente que no se detengan a oler las flores. Es el único jardín del mundo en donde los jardineros cuidan las plantas con traje de protección y máscara. The Poison Garden no es un jardín público, ya que no se puede visitar libremente, por razones obvias. Solo se admiten visitas con un guía especializado, y entre las normas que deben seguir los visitantes están la prohibición estricta de oler, tocar, o comerse las plantas.

El Lago Natron

El lago Natron es un lago salado endorreico africano localizado en el Gran Valle del Rift, en Tanzania, en la frontera con Kenia. Junto a él se encuentra el estratovolcán Ol Doinyo Lengai. Su superficie aproximada es de 600-800 km², aunque puede llegar a alcanzar los 1040 km², y de él se extraen sales de cloro, sodio y magnesio.

Sus aguas están teñidas de rojo por la proliferación de algas. En él se pueden apreciar formaciones de espirales de carbonato sódico que surgen de las profundidades de la tierra a través de géiseres. Estas espirales decoran la superficie de sus aguas, así como la sosa se acumula en las orillas como una espuma blanca.

Los únicos capaces de sobrevivir en este ambiente son los peces Alcolapia alcalica, adaptados a sus duras condiciones, y los flamencos, que consumen sus algas filtrando las aguas alcalinas con su pico.

Valle de la muerte en Kamchatka

Kamchatka en el mapa se encuentra en el noreste de Eurasia. La península tiene sus propios atractivos únicos. Por ejemplo, el valle de los géiseres. La naturaleza de Kamchatka impresiona con su majestuosa belleza. El valle es mortal para todos los seres vivos. Tan pronto como el sol comienza a calentarse, pequeños animales descienden al valle. Pero muere rápidamente en ella. Detrás de ellos vienen los grandes depredadores que comen cadáveres de pequeños animales. Pero mueren, incluso alejándose de un punto negro. Los científicos han encontrado cerca de 200 cadáveres de animales y aves. Entre ellos se encuentran osos, liebres, linces, cuervos, glotones, águilas y zorros. Los animales y las aves son mucho más sensibles que los humanos. Su sentido del olfato está tan desarrollado que sienten de antemano las zonas anómalas y las evitan.

Entonces surge la pregunta: «¿Por qué los animales y las aves, a pesar del peligro, todavía ingresaron al valle y no lo dejaron ante las primeras señales alarmantes del cuerpo?» A pesar de todos los horrores que alberga el valle, muchos turistas vienen a verlo.

La IIsla de la Quemada Grande

también conocida como Isla de las Cobras es un isla de 430 000 metros cuadrados en la costa del estado de São Paulo, en Brasil. Es el hábitat de una especie de serpiente de la familia de las víboras (Viperidae) conocida como serpiente de la Isla Quemada (Bothrops insularis), una de las serpientes más venenosas del mundo. Las leyendas locales dicen que hay cinco serpientes por cada metro cuadrado. Esta no es la única especie de serpiente en la isla, y se considera en peligro de extinción ya que no tiene ningún otro hábitat, y podría ser eliminada por los incendios forestales. La población de dicha serpiente también corre el riesgo de endogamia, cuyos efectos son evidentes en la población de estos ofidios. Existe un faro que fue mantenido por un farero que vivió en la isla hasta las primeras décadas del siglo XX. Luego se le reemplazó por un faro automático.

Los planes para construir una plantación de plátanos en la isla fracasaron. Es probable que el origen del nombre de la isla, que está en portugués, venga de queimada (quemada) que es el nombre para la tala y quema de bosques (por ejemplo, para limpiar la tierra para la agricultura), de modo que, el nombre de la isla significaría «Isla de la gran quemada». En la actualidad, la Marina de Brasil prohíbe a los civiles entrar en la isla, aunque los científicos a veces reciben permisos.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo